Miércoles, 22 Mayo 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Martes, 22 Mayo 2018 20:23

Macri logró fisurar al peronismo aunque igual emitió dictamen para el tema tarifas

Por El País Diario

La ley para limitar los tarifazos de servicios públicos aprobada en Diputados tuvo dictamen. Cambiemos propuso incorporar las modificaciones propuestas por Urtubey y Schiaretti pero no alcanzó. 

La ley para limitar los tarifazos de servicios públicos aprobada en Diputados tuvo dictamen de mayoría en el Senado, con el aporte del bloque de los gobernadores presidido por Miguel Pichetto y del kirchnerismo, con Cristina presente para firmar.

Cambiemos propuso incorporar las modificaciones solicitadas por Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti pero no encontró el eco esperado en el peronismo dialoguista.

"A las 15.30, vamos a firmar el dictamen como llegó de Diputados", anunció Pichetto y cumplió: a esa hora se acercó a chequear que no falte ninguno de sus dirigidos que integran las tres comisiones convocadas para tratar el proyecto.

Cambiemos propuso rebajar el IVA a los servicios públicos, como sugirieron Urtubey y Schiaretti, pero el bloque de los gobernadores firmó con Cristina el proyecto aprobado en Diputados. En el recinto varios podrían cambiar de opinión. 

Supo que Rodolfo Urtubey, heramno del gobernador, se había ido a su despacho y lo mandó a buscar para que al menos firmara en disidencia. Lo mismo hicieron el jujeño Guilermo Snopek, el correntino Carlos Espínola y el catamarqueño Dalmaso Mera, primo del mandatario de Salta.

Si consolida una alianza con los partidos provinciales, este cuarteto y algunos más de Argentina Federal podrían alcanzarle a Cambiemos para impedir la sanción de la ley en la sesión del miércoles 30, un objetivo de Mauricio Macri que hasta hace unas semanas se conformaba con vetar la ley. Pero luego entendió que era una pésima señal en medio de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Queremos hacer un esfuerzo para ver si es posible encontrar un camino para que el alza tarifaria sea más asimilable por la población, dar señales claras de inversión y que la Argentina pueda llegar al autoabastecimiento energético. No hace falta llegar al veto. Es posible llegar a acuerdos serios", propuso el macrista Federico Pinedo, al final del plenario, al que no quiso ir ningún gobernador.

La reunió empezó temprano con el ultimátum de Pichetto, molesto porque el Gobierno no había acercado ninguna propuesta superadora como pidió la semana pasada.

Sorprendido, el radical Luis Naidenoff recordó que la propuesta la hicieron "gobernadores, que responden justamente al bloque del justicialismo" y por lo tanto no debería ser complicado llegar a "una "solución consensuada".

"Vamos a insistir hasta el último minuto en la busca de un acuerdo político en este tema. Desde el interbloque Cambiemos estamos trabajando en esa línea política con el propio Poder Ejecutivo", anunció.

Al final de la reunión informó que el dictamen del oficialismo, que hasta entrada a la noche nadie encontraba, reducía el IVA de 21% a 10.5% para beneficiarios de tarifa social y usuarios residenciales. Y del 27% al 21% a Pymes. 

Es un fragmento del proyecto original tratado en Diputados, borrado en el recinto por pedido de los gobernadores, temerosos de absorber un costo fiscal elevado, porque el IVA es coparticipable. 

En Cambiemos contaban que hicieron las cuentas más tranquilos y las cifras no eran tan altas. Además, borrarían el artículo que retrotrae las tarifas a noviembre y es resistido por las distribuidoras de energía de las provincias, porque no saben como haría para devolver el remanente. Juan José Aranguren les dijo a los senadores de Cambiemos que muchas de esas empresas no pueden justificar lo que cobran. 

"El problema es que este proyecto no lo presentó el Gobierno y no lo defendió públicamente, por lo tanto Pichetto no la iba a absorber el costo político ante sus pares", explicaban cerca del rionegrino, que también quedó atrapado en una interna de los gobernadores. 

Es que mientras Urtubey y Schiaretti oficiaron de redactores de la Casa Rosada, el pampeano Carlos Verna le hizo leer un texto a su senador Daniel Lovera con su "total respaldo" al proyecto aprobado en Diputados. Y el tucumano Juan Manzur no evitó que su coterránea Beatriz Mirkin lo defendiera a rabiar. 

Esas internas se verán el miércoles en el recinto, donde si finalmente la ley vuelve a Diputados con una ruptura de Argentina Federal, la voz opositora la acaparará Cristina Kirchner, que este martes fue a firmar dictamen por primera vez desde que es senadora.

Supo que con su ausencia el dictamen de mayoría podía ser el de Cambiemos y a las 15 horas apareció con lentes negros por el salón Illía del Senado. Se fue y volvió una hora más tarde ya con los ojos al descubierto y una lapicera dorada preparada para meter el gancho.

La mendocina Anabel Ferández Sagasti acorraló al presidente de Enargas, Mauricio Roitman, con una pregunta que en 2016 Juan José Aranguren tampoco supo responderle a José Luis Gioja: ¿Cuánto cuesta el gas en boca de pozo en Argentina?

"Eso depende de un montón de factores, como el costo de la oportunidad. Pero si los precios de importación los frenas por la puerta, se te meten por la ventana. El anterior gobierno promocionaba la importación", cuestionó.

El chubute Juan País le recordó que las empresas con áreas asignadas para explorar tienen compromisos que cumplir y le achacó que con la devaluación y el aumento del petróleo, el gas subirá 30% el resto del año. "No puedo responderle ahora", se escapó  Roitman.

Juan Carlos Trotta, gerente de administración de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), reclamó una millonaria deuda de muchas provincias y municipios. "Sufrimos el aumento del dólar y el costo del combustible no lo traslada inmediatamente", se defendió. 

El presidente del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), Andres Chambouleyron, se jactó de defender "a los más vulnerables" y advirtió que muchas familias que hoy reciben la tarifa social "no serían atendidas en este proyecto de ley", el cual además "no aplica para las provincias" ya que apunta a CABA y la provincia de Buenos Aires.

Informó que la ley aprobada en Diputados bloquearía una inversión de 14.000 millones y recordó que en 2000 las familias destinaban el 8,2 por ciento de sus ingresos al pago de los servicios de electricidad y gas, mientras que hoy gastan un 4,1 por ciento.  "La tarifa va junto con la inversión y la calidad", instruyó a los senadores.

Fuente: La Política Online