Lunes, 24 Junio 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Viernes, 21 Septiembre 2018 18:52

Cambiemos denunció que sabotearon la red de gas en escuelas

Por El País Diario

Sostienen que hubo "intencionalidad política" detrás de una fuga de gas con el claro propósito de desestabilizar. El kirchnerismo respondió que esa teoría no tiene sustento.

El intendente de General Rodríguez, el macrista Darío Kubar, denunció en la justicia que hubo "sabotajes" en los medidores de gas de colegios de su municipio. Según el oficialismo local, existe una "intencionalidad política" para impedir el normal funcionamiento de las clases.

Desde el bloque kirchnerista aseguraron que la denuncia "no tiene sustento", pero en el municipio insisten en que distintos incidentes y algunas fugas de gas -que tuvieron lugar días después de que las instalaciones de gas fueran habilitadas por trabajadores matriculados- fueron producto de un "sabotaje".

La denuncia puntual que radicó el secretario de Planificación de Obras, Infraestructura y Servicios Públicos del distrito, Marcelo Basilotta, en la Fiscalía N° 10 del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez, es sobre un supuesto "sabotaje" en la Escuela de Educación Media N°2, que pide que sea investigado por la justicia.

La denuncia fue hecha en un clima de tensión, a más de un mes de la explosión en la Escuela primaria N° 49 "Nicolás Avellaneda" de Moreno, donde murieron la vicedirectora Sandra Calamano y el portero Rubén Orlando Rodríguez. 

Al día siguiente de ese incidente, cerraron casi todas las escuelas en General Rodríguez y a partir de ese momento Kubar y Basilotta armaron una mesa interdisciplinaria conformada por distintos actores del municipio -una suerte de "comité de crisis"- para dar soporte a las escuelas cerradas e intentar que se puedan abrir, contaron desde el municipio. En ese marco, dicen que empezaron a encontrar distintas irregularidades, hasta que se convencieron de que eran hechos que tenían una "intencionalidad" de fondo. 

Basilotta explicó que hicieron la denuncia judicial a raíz del aviso del director de la escuela Nº 2, Antonio Freites, que contó que personal de la empresa Energy S. A (ExGas Natural Fenosa) se había presentado el lunes en ese establecimiento tras recibir una llamada anónima de pérdida de gas.

"Al hacer las revisiones pertinentes se comprueba que estaba desplazado casi 10 cm de su lugar el medidor correspondiente a la escuela, causal que llevaría al corte del suministro preventivamente con una colocación de un cepo", detalló. Además, contó que se encontraron daños en cuatro conexiones de cobre, que van desde cada artefacto hasta la cañería interna, y que faltaban seis manivelas de llave de paso de corte de gas.

El último 12 de septiembre, la escuela en cuestión había recibido el acta de inspección de la Provincia. "Se habían realizado todas las pruebas técnicas necesarias, se dejó constatada la habitabilidad del edificio para su normal funcionamiento", explican en el municipio.

Ese documento tiene la firma del gasista matriculado Ángel Caserta y el electricista matriculado Gastón Santana, que obran a través del Consejo Escolar de General Rodríguez. También rubrican los directivos de ambos establecimientos (EEM N° 2 y CENS N° 451), autoridad del Consejo Escolar y un inspector de la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPIE). Hasta ese día la instalación de gas se encontraba en perfectas condiciones, con todas las llaves en su lugar.

"En resumen, el establecimiento luego de recibir el certificado de habitabilidad retomó las clases el viernes 14 de septiembre y el pasado lunes se vio con este hecho de sabotaje vinculado a la política que determinó que hasta el día de hoy las clases continúen dictándose normalmente pero con el servicio de gas esté interrumpido. Desde el Municipio se asevera que estos hechos buscan desestabilizar y general conmoción social", explican en el entorno de Kubar.

Si bien no lo dicen, desde el municipio sugieren que estos sabotajes están gestados por la oposición. En concreto, apuntan a Unidad Ciudadana por los incidentes. La respuesta del FPV es que la denuncia "no tiene sustento" y contraatacan con que al hacerla "lo único que logra el intendente es seguir poniéndose en contra a los vecinos.

Fuente: La Política Online