Miércoles, 18 Septiembre 2019
El tiempo - Tutiempo.net
Lunes, 12 Noviembre 2018 14:25

El Presidente Macri firmó el decreto para el pago del bono de fin de año

Por El País Diario

Se abrieron múltiples negociaciones ya que los privados podrán pagarlo en más de una cuota. En esta nota te explicamos quiénes lo cobran y quiénes no.

El decreto será para los trabajadores del sector privado en relación de dependencia, que deberán cobrar 5.000 pesos en dos tramos. El primero en el sueldo de noviembre y el segundo en el de enero. El monto es no remunerativo. 

¿Quiénes no lo cobran?
El decreto no incluye a los trabajadores estatales, que recibirán un bono similar pero por otra disposición. Tampoco a los obreros rurales ni las trabajadoras de casas particulares. También quedan afuera monotributistas y los jubilados.

Sin embargo, se habla de un bono a cobrar en diciembre por los jubilados, pensionados y destinatarios de la Asignación Universal por Hijo.

Si bien los trabajadores estatales no están incluidos en el decreto, es probable que se acuerde una compensación similar a ese monto para los 210.000 empleados estatales nacionales. Quedan fuera los empleados públicos provinciales y municipales.

La letra chica
Ante la reacción de las cámaras empresariales, que dijeron desde un principio que no podrían afrontar el pago, el decreto deja la puerta abierta a que el abono efectivo sea en más de dos cuotas.

A su vez, podría considerarse el monto "a cuenta" de las revisiones y los aumentos acordados en la negociación paritaria de este año.

Se tendría en cuenta también, a modo de atenuante, la situación de "sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva".

Por lo tanto, la situación de cada trabajador depende de la negociación que lleve adelante su sindicato.

Un bono para atenuar la crisis
Según indicó la Fundación Mediterránea, el bono de fin de año "permitiría aumentar entre 3% y 10% la masa salarial de fin de año".

Los analistas señalaron que "la incidencia de un bono de 5.000 pesos alcanza al 26% del salario mensual de un trabajador de la construcción, al 9,9% de un bancario y al 14,5% de un camionero".

De esta forma, y en un año dónde la caída del producto será mayor a 2,5%, un ingreso extra para los trabajadores es la forma del Gobierno de evitar un nuevo paro general y también de generar movimiento en una economía golpeada por la caída del poder adquisitivo.

Sin embargo, los especialistas aseguran que el ingreso extra será destinado a pagar deudas más que a generar nuevo consumo, lo que demuestra la necesidad y urgencia de este bono.