Martes, 25 Febrero 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Política

Los países vecinos aprovecharon mejor las condiciones globales y lograron producir más con menos inflación. Entre 2008 y 2011, la inflación de Argentina fue cuatro veces el promedio de la región.

Más reservas, menos inflación, más crecimiento, empleo y libertad cambiaria. Periodismo para Todos mostró anoche cómo viven los ciudadanos de los países de la región: Perú, Paraguay y Bolivia. En todos los casos se trata de naciones que estaban peor que la Argentina, pero que en los últimos años supieron aprovechar el viento de cola y mejorar su economías. Tanto, que varios argentinos optaron por mudarse y ahora viven y trabajan en varios de los países vecinos.

El número de extranjeros que entró a Perú para trabajar se incrementó un 27,4% en agosto de este año, con relación al mismo mes de 2013. Paula, Miriam, Cielo, y Mariano son sólo algunos de los argentinos que llegaron a Lima buscando lo que, décadas atrás, miles de peruanos buscaron en Argentina: trabajo, estabilidad y desarrollo. Lo mismo pasa en Bolivia y Paraguay, las historias se repiten.

Si se analiza el período que abarcan las dos presidencias de Cristina Kirchner, de 2007 a la fecha, se advierte que el crecimiento del país fue del 16,7%.No es un número para despreciar. Pero las dudas surgen cuando se lo compara con los países de la región. Brasil creció el 18,6%, Chile el 23,3%, Bolivia creció el 31%, Paraguay el 33%, Uruguay el 33,4% y Perú el 37,6%. Para el 2014 argentina prevé un crecimiento negativo del -1,7%.

“El problema es que una vez que la economía se fue quedando sin dólares, tuvo que ir progresivamente instalando distintos controles en la economía, el cepo cambiario, los controles a las importaciones, la prohibición de girar utilidades al exterior”, explicó anoche en el programa de Jorge Lanata el economista Gastón Rossi, socio de Martín Lousteau en la consultora Labour Capital Growth (LCG).

Otro de los factores clave es la inf lación. Si se toma el período 2008 – 2013 se advierta que mientras que Argentina acumuló una inflación del 132,6%, los vecinos se mantuvieron en dos dígitos. Chile tuvo el 19,7% sumados esos cinco años, Perú tuvo el 20%, Paraguay el 32%, Brasil el 34%, Bolivia el 40% y Uruguay el 46,5% de inflación acumulada. Otro dato: entre 2008 y 2011, la inflación argentina fue cuatro veces el promedio de la región, mientras que entre 2001 y 2014, ese promedio trepa a siete veces.

También las reservas son un indicador clave del estado de la economía de un país. Estas reservas se miden en millones de dólares, pero para poder comparar entre estados de distinto tamaño lo que se hace es sacar un porcentaje con respecto al PBI. Así, en 2009 Argentina tenía reservas equivalentes al 15,6% del PBI y este año alcanzan a sólo el 6%. Si se toma todo el período de Cristina Kirchner, se encuentra que el promedio de las reservas alcanzan a sólo el 9% del PBI.

En la región los números son muy distintos. Las reservas de Brasil están en el 14,4% de promedio, las de Chile en 14,6%, las de Paraguay en el en 20%, las de Uruguay en 23.7%, las de Perú al 29% y las de Bolivia al 56%.

“Toda la región mejoró en los últimos años. En términos no solo de pobreza, también de desempleo y salario real, la región aprovechó el boom que tuvo el precio de los comodities. Argentina tuvo un modelo de exacerbar el crecimiento del consumo y eso encontró su límite. Desaprovechó la oportunidad que tuvo, la región la aprovechó mejor”, sintetizó Rossi.
Lunes, 27 Octubre 2014 08:01

Gioja atrasa

Por
Por Marcelo Arancibia 
Partido GEN San Juan - FAUNEN 
Se agotó el ciclo del crecimiento fácil por el aumento de los precios de las materias primas en el mundo, que hizo que San Juan (con la minería del oro y la plata) tuviera los diez mejores años de crecimiento económico en su último medio siglo, y que creó las condiciones para el éxito electoral del giojismo en los últimos doce años.

Sin embargo, y a pesar de haber recibido la Provincia la mayor inversión directa extranjera de la historia, la geografía del hambre y la pobreza se ha incrementado de modo exponencial [para el Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas, coordinado por el sociólogo Tomás Raffo, el 54,5% de los sanjuaninos es pobre, de los cuales el 16,8 % es indigente; mientras que son pobres el 70 % de los chicos de 0 a 18 años].

El círculo de tamaña inequidad en la distribución de los ingresos se cierra con la aparición de nuevos ricos en laprovincia, vinculados no exclusivamente a la corrupción política o al capitalismo de amigos, sino a los servicios a la mega-minería.

Mientras los sectores ganadores del modelo "giojista" [políticos, contratistas del estado y proveedores de la mega-minería] gozan de una sobre representación política, que no se reduce exclusivamente al oficialismo, sino que se extiende a la mayoría de la oposición política, los sectores marginados del acaparamiento del boom del gasto público y de la explotación de los recursos naturales, son excluidos del mercado formal del trabajo, de la vida económica en general e, incluso, de su propia ciudadanía a través de un entramado de planes sociales que, si bien han resuelto viejas injusticias sociales, no han revertido las causas profundas de la pobreza.

Al fin del aumento del valor de las materias primas, se le suma la caída vertiginosa del poder de consumo y el acceso al crédito por parte de los sanjuaninos, producto del desastre en la gestión macroeconómica de la Nación.

La crisis mundial de las commodities, y la crisis de la economía nacional (gasto público descontrolado, financiado con un mayor costo inflacionario, que retrasa el precio del dólar, que provoca la retracción del comercio exterior y con ello del crecimiento interno, con la consecuente destrucción del empleo) preanuncia el fin del modelo "giojista", aunque Gioja sea electo en el 2015 por cuarta vez consecutiva.

La posibilidad de la eternización de Gioja en el poder, más allá de las crisis económica y social que acecha a su gobierno, se explica por el autoritarismo de cuño rentístico y populista anti liberal, que sustenta una idea de "Estado y sociedad" que culturalmente ha vencido toda resistencia democrática y republicana en la Provincia, que se exprese a favor de la libertad, la igualdad, la equidad, el medio ambiente, la transparencia, la no reelección, la rendición de cuentas, la participación ciudadana y la colaboración entre la diversidad de actores políticos, económicos y sociales en búsqueda de una idea de bien común. De allí que en San Juan, las oposiciones lo sean al Gobierno Nacional, y no al Provincial
La colocación de la piedra basal de la multi-anunciada fábrica de paneles solares en el Departamento 9 de Julio, que será comprada llave en mano a una empresa Alemana en 139 millones de euros, no solo constituye un error estratégico, también permite explicar porque Gioja, cuyo modelo de provincia es ponderado y alabado por propios y extraños, no entiende la modernidad; y porque el Gobernador, estancado en el siglo XX, está culturalmente incapacitado para gobernar el pos extractivismo.

Es un error endeudar la Provincia en tiempos de déficit fiscal de las cuentas públicas y de default de la deuda pública nacional ¿A qué tasa nos financiarán la compra los alemanes? ¿Cómo va eludir el cepo cambiario impuesto por la Nación para importar la fábrica de paneles solares? ¿Por qué invertir en una fábrica de energía no convencional, cuando la política de la Nación es subvencionar las energías convencionales? ¿Si la fábrica genera pérdidas, Gioja pretende socializar las mismas? ¿Y si en vez de comprar tecnología a los Alemanes, destina esos 139 millones de euros para convocar a quienes con sus conocimientos construyan las bases de la sociedad del conocimiento, para insertar a San Juan en el mundo por productividad y no como mero proveedor de recursos naturales no renovables?

Pongamos en contexto el tamaño del despilfarro. Gioja está lanzado a la provincia para endeudarse en la comprar de una fábrica de paneles solares a un precio de 139 millones de euros. El principal proyecto de investigación en marcha en el mundo es “el mapeo del cerebro”, que va a permitir la cura del alzheimer, el parkinson, la esquizofrenia, la depresión, las secuelas de los ACV, entre otras enfermedades neuronales. El proyecto del mapeo del cerebro es financiado por el Gobierno de EEUU, quien ha destinado un presupuesto de 100 millones de dólares para los próximos 5 años. ¿Cuántos empleos y cuantas empresas se crearan a partir del descubrimiento de cómo funcionan nuestras neuronas?

Pasar de una economía populista y rentística, implica un cambio de paradigma, exige cambiar el eje de la legitimación o gobernabilidad del poder. Prestar atención a la calidad educativa para generar puestos de trabajo bien remunerados en un sector privado inserto en una economía global e integrada por el conocimiento y la productividad, obliga destinar recursos públicos para la modernización de la economía y el desarrollo social, no para atesorar clientela política, "marcándoles a fuego en la piel, que el plan o la vivienda se lo deben de por vida al gobernador de turno"  y así perpetuarse en el poder y de paso adueñarse del presupuesto público y de las empresas vinculadas a los negocios generados desde el Estado.

139 millones de euros, que de tenerlos, debieran ser destinados para modernizar la economía y desarrollar la igualdad en la sociedad. Pero no comprando parques industriales, sino para generar las condiciones del conocimiento. Mientras las dos universidades de San Juan, la pública y la privada, no estén entre las 300 mejores universidades de Latinoamérica, las que a su vez no figuran entre las 100 mejores universidades del mundo, es imposible salir del subdesarrollo. (Ambos rankins miden el porcentaje de profesores que tienen doctorados, la cantidad de trabajos científicos publicados en revistas científicas internacionales y el número de patentes registradas).

Mientras el Gobierno gasta fortunas en codificar a la joven mujer sanjuanina en concursos de bellezas, los [email protected] de San Juan rankean en el puesto 59° de 65° países en matemática, ciencias y comprensión de lectura, según las PISA 2013. Cuando la prioridad de Gioja es impulsar como valor social una falsa estética por sobre la educación, como instrumento igualador de oportunidades, se condena a la sociedad a repetir la causas de su pobreza, y ésta se torna estructural.

Pero de nada sirve invertir en educación y conocimiento como impulsores de una nueva economía, si primero no se instaura una sociedad abierta al pensamiento y a la crítica. En San Juan la crítica no es admitida y el pensamiento está reservado exclusivamente a Gioja. Restaurar el clima de debate y disenso en San Juan, exige el levantamiento de la censura impuesta por el giojismo desde el momento en que accedió al poder provincial. A su vez, terminar con la censura es terminar con una concepción del poder político como un derecho personal (de Gioja), y que en su conquista se exige no solo de la competencia, también de la colaboración entre opuestos. Toda una revolución democrática, como la alternancia en el poder.
El ex presidente Tabaré Vázquez (Frente Amplio), y Luis Lacalle Pou (Partido Nacional) irán al ballottage en Uruguay, según coincidieron los sondeos de boca de urna. Los uruguayos asistieron a las elecciones generales para elegir al sucesor del presidente José "Pepe" Mujica y legisladores para el período 2015-2020.

La segunda vuelta será el 30 de noviembre. El Frente Amplio, la coalición que gobierna el país desde el 2005, obtuvo entre el 45 y el 46% de los votos, frente al nivel de entre el 31 y el 32% del conservador Partido Nacional, de acuerdo con datos preliminares de la Consultora Factum difundidos por Canal 4 de Uruguay.
Según Equipos Consultores, Vázquez alcanzó el 44 por ciento de los sufragios y Lacalle Pou el 33 por ciento, mientras que la Consultora Cifra otorgó entre el 44 y el 46 de los votos al candidato oficialista y entre el 31 y el 33 a su rival de la oposición.

Con los comicios de hoy, el Frente Amplio perdió la mayoría parlamentaria propia de la que gozó en los últimos diez años. Si ningún partido obtiene la mayoría en el Parlamento, el próximo gobierno deberá forjar algún tipo de alianza para legislar.

Los uruguayos eligieron hoy a presidente y a los 30 senadores y 99 diputados que integran el parlamento, además de rechazar un plebiscito para bajar a 16 años la edad de responsabilidad penal.

Se estima que la Corte Electoral comenzará a divulgar los resultados oficiales a las 22.30 local (21.30 hora argentina).

Tras el anuncio de las encuestas, la dirigencia frenteamplista estalló en un festejo, a pesar de que todavía deberá enfrentar un ballottage, y que además, está a punto de perder el control del Parlamento con bancas propias.

A las 20.30 horas, los tres canales de televisión privada, anunciaron un resultado que es malo para el Frente, pero no tanto como creían. Para la izquierda, 44% era un resultado negativo, 45% no es bueno, y 46% le abriría camino a una victoria, que, según reconocen los propios dirigentes oficialistas, le obligará a mejorar su campaña pero con mayor entusiasmo.

El senador Pedro Bordaberry, candidato del Partido Colorado que resultó tercero en las elecciones en Uruguay anticipó que trabajará para que el postulante del Partido Blanco, Luis Lacalle Pou, gane la segunda vuelta, el 30 de noviembre, ante el aspirante del gobernante Frente Amplio, Tabaré Vázquez.

"Los uruguayos necesitamos cambios en todo el país. Estoy convencido de que todos los uruguayos sentimos que hay que hacer cambios en las políticas de seguridad ciudadana y en las de educación. Quedan en el ballottage dos candidatos y quien encarna esos cambios es Lacalle Pou", afirmó.

El hijo del presidente civil de la última dictadura explicó que esa era una decisión personal y que convocará a la conducción del Partido Colorado en 48 horas para que la fuerza que contaría con un 13,5 o un15 % de los votos adopte una decisión orgánica.
Escrutado el 96% de los votos, el Tribunal Electoral anunció la reelección de la actual presidente sobre el candidato socialdemócrata, Aécio Neves. Obtuvo el 51,32%, contra el 48,68% del opositor.

Los sondeos no se equivocaron, Dilma Rousseff obtuvo finalmente la releeción en Brasil y el 1° de enero de 2015 iniciará un segundo mandato de cuatro años. Los resultados oficiales emitidos por el Tribunal Superior Electoral otorgaron el triunfo a la líder del Partido de los Trabajadores (PT), agrupación que ahora podrá sumar 16 años años ininterrumpidos en el poder.


En el camino ha quedado Aécio Neves, un hombre de la élite política brasileña, ex diputado, ex senador y ex gobernador con fama de playboy. Neves encarnó el cambio y prometió poner freno a la corrupción, dar un giro liberal para que el país vuelva a crecer, controlar la elevada inflación y "mejorar" los programas sociales. Pero sus promesas de campaña han quedado opacadas por la arrolladora capacidad electoral del PT.

Rousseff, de 66 años, una "dama de hierro" de izquierda, ex guerrillera durante la dictadura, ha prometido en cambio continuar y ampliar los programas sociales impulsados por su partido, y que benefician a un cuarto de los 202 millones de brasileños.

Un total de 142,8 millones de brasileños fueron convocados a las urnas en este inmenso país. Los centros de votación abrieron a las 08:00 (10:00 GMT), mientras que las últimas en cerrar lo harán a las 19:00 (21:00 GMT) debido a la diferencia horaria. A partir de las 22:00 GMT son esperados los primeros resultados oficiales parciales, aunque el presidente del Tribunal Electoral aclaró que "solo Dios sabe a qué hora" estarán realmente.

Los últimos sondeos ya daban una leve ventaja a Rousseff de entre cuatro y seis puntos. Había perdido un punto en los últimos dos días, y su rival había subido otro, pero siempre tuvo más chances de victoria.

Rousseff llegó a las urnas un 52% de intención de voto contra el 48% para Neves, según el sondeo del instituto Datafolha realizado el viernes y el sábado. Separados por sólo cuatro puntos, el máximo del margen de error, ambos estaban en empate técnico.

El instituto Ibope dio a la mandataria una ventaja mayor, de seis puntos, con un 53% contra 47% para su rival.
Con Lula y Dilma, el vecino país creció en su economía y cayeron el desempleo, la inflación y la pobreza. En los últimos 12 años (ocho bajo el gobierno de Lula y cuatro con Dilma Rousseff) el país mejoró todos sus indicadores.

El Partido de los Trabajadores (PT) llegó al poder de la mano de Luiz Inácio Lula da Silva hace 12 años. Brasil estaba saliendo de una turbulenta etapa social y económica. La devaluación del real, los apagones eléctricos y tensiones macroeconómicas habían marcado a fuego los dos mandatos del ex presidente Fernando Henrique Cardoso, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). En enero de 2003, el ex obrero metalúrgico asumió la presidencia y sorprendió a todos: su ortodoxia económica evitó que el dólar se disparara y que estallara una nueva crisis. El desarrollo económico y los programas asistenciales catapultaron al partido al poder absoluto en Brasil.

A horas del ballottage que definirá al próximo presidente, la agrupación apostó por recalcar su gestión económica y cuestionar el desempeño de Cardoso, padrino político del candidato opositor Aécio Neves. Para eso, contó con el respaldo de importantes figuras sociales, como el teólogo Leonardo Boff, que en un artículo adelantó esta semana por qué votará a Dilma. “A partir de 2002, tuvo lugar, por primera vez, una revolución democrática y pacífica en Brasil, con Lula y sus aliados ligados a las bases. Claramente lo que ocurrió no fue sólo una alternancia en el poder, sino una alternancia de la clase social. Las clases dominantes que en toda la historia ocuparon el Estado, garantizando más sus privilegios que los derechos de todos, fueron apeadas del Estado y de su aparato”, escribió el ideólogo de la Teología de la Liberación.

En los últimos 12 años –ocho bajo el gobierno de Lula y cuatro con Dilma Rousseff– el país mejoró todos sus indicadores. Aumentó su producto bruto interno (PBI), cayeron el desempleo, la inflación y la pobreza, y las reservas del Banco Central se robustecieron hasta superar en 2013 la cifra récord de los 358 mil millones de dólares.

Durante más de una década, el PT logró que el desarrollo económico estuviera de la mano de ambiciosos planes sociales, que sacaron a 40 millones de brasileños –la famosa clase C– de la pobreza. Bolsa Família, el buque insignia de los programas asistenciales, logró que el norte y el nordeste del país se convirtieran en una fortaleza electoral para Lula y Dilma. Tan sólo San Pablo, cuna del PT pero gobernada por los tucanos, fue una región abrumadoramente esquiva para el PT. Rousseff apenas consiguió el 25% de los votos en el mayor distrito electoral.

Ese traspié reveló que no todo es color de rosas para la fuerza que hegemoniza la política brasileña hace más de una década. El desgaste de más de una década en el poder y el reciente estancamiento de la economía pudieron haber influido en los votantes. Además, la gestión de Rousseff no tuvo el mismo éxito que la de su antecesor. En 2010, durante el último año de Lula en el Palacio del Planalto, el PBI creció un 7,5%. A partir de ese momento cayó en picada, y llegó a estar en recesión técnica en los dos primeros trimestres de este año. Por otra parte, las decenas de denuncias de corrupción y su política económica y exterior hicieron que los industriales y el establishment financiero la miraran cada vez con mayor desconfianza.

Ese recelo, sin embargo, no fue suficiente para que “el Brasil profundo” le diera la espalda al PT. Aquellos beneficiados por la distribución de la riqueza temen perder el nuevo estatus alcanzado. El partido fundado por Lula dejó de ser representante exclusivo de los trabajadores y amplió sus horizontes en la base de la pirámide social. Con el apoyo de los más pobres, la fuerza aspira a extender a 16 años su reinado en Brasil, una cifra que sería inédita para la región.

Aécio Neves también tiene un historial que mostrar al electorado brasileño. Fue gobernador de Minas Gerais, el tercer estado más populoso del país, entre 2003 y 2010. El candidato a presidente dejó esa región con el 92% de imagen positiva, pero también fue duramente cuestionado por irregularidades durante su mandato. El gobierno disparó contra la construcción con fondos públicos de una pista de aterrizaje en una hacienda de su tío, en el municipio de Claudio. Según el ahora senador, su construcción fue legal y benefició a miles de vecinos y a decenas de industrias.

En sus dos mandatos, se caracterizó por altas dosis de pragmatismo, entendiéndose a la perfección con el entonces presidente Lula da Silva , y por controlar el gasto público. Aunque cayó en su bastión en la primera vuelta, mañana intentará convertirse en el nuevo presidente de Brasil.