Domingo, 26 Enero 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Política

La CGT oficialista asistió a la Casa Rosada para pedir un ajuste del impuesto, pero los sindicalistas se retiraron de Balcarce 50 sin hacer declaraciones.

El titular de la CGT oficialista, el metalúrgico Antonio Caló, se retiró esta noche de la Casa Rosada sin hacer declaraciones y evitando el contacto con la prensa, después de reunirse con el Jefe de Gabinete Jorge Capitanich, para reclamar la modificación del impuesto a las Ganancias. Tras una hora y media de reunión, Caló, junto a Andrés Rodríguez (UPC) y Omar Viviani (taxistas) abandonaron la sede gubernamental.

El encuentro se realizó a menos de una semana de quela central que lidera el jefe de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) reclamara la suba del mínimo no imponible de Ganancias y pidiera una reunión "urgente" con Cristina Kirchner. Pero cuando supieron que sería Capitanich quien a iba a recibirlos, en el sindicalismo oficialista no se ilusionaron con una respuesta positiva del Gobierno. Hasta ahora no trascendió si hubo avances en la negociación.

Desde agosto del año pasado, el el mínimo no imponible de Ganancias es de 15.000 pesos brutos. Tanto en la CGT de Caló como en las otras cuatro centrales (la CGT de Hugo Moyano, la CGT de Luis Barrionuevo, la CTA oficialista de Hugo Yasky y la opositora, de Pablo Micheli) exigen un aumento del piso de Ganancias equivalente a la inflación del último año y los aumentos salariales que los gremios negociaron en el primer semestre.
El rojo financiero fue de 3.106 millones de pesos, 111% más que en 2012. La publicidad es uno de los rubros que más subieron y el ítem vivienda, de los más subejecutados. Macri es candidato a presidente y en San Juan le da su apoyo a Eduardo Cáceres para la gobernación. Hace un mes una delegación del Gobierno de la Ciudad llegó a la provincia para pautar con medios locales. Plata de Ciudad Autónoma gastada en las provincias. ¿Es Macri El Nene Bien un buen administrador como para conducir el país?

El desequilibrio de las cuentas públicas no es patrimonio exclusivo del Estado nacional: la ciudad de Buenos Aires registró en 2013 un déficit fiscal de 2328 millones de pesos y un déficit financiero (después del pago de deuda) de 3106 millones de pesos. Es el rojo más alto de los últimos años y representa más del doble del registrado en 2012. La cifra final se conoció la semana pasada, cuando el gobierno de Mauricio El Nene Bien Macri presentó ante la Legislatura el cierre de la cuenta de inversión de 2013. Entre las partidas que más aumentaron y que explican el déficit, se destaca la de publicidad oficial, según detalla un informe de la presidencia de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires.

La administración porteña gastó en ese rubro 596 millones de pesos, más del doble de lo presupuestado originalmente, lo que significó además un incremento de casi el 100 por ciento respecto del año anterior. Cuando Macri El Nene Bien asumió como jefe de gobierno porteño, en diciembre de 2007, el gasto en publicidad oficial era de 56 millones de pesos, por lo que el aumento total durante su gestión fue del 1000 por ciento, es decir, de diez veces.

Si se mide respecto de la participación en el gasto total de la ciudad, el desembolso en publicidad se duplicó durante la gestión de Pro: pasó del 0,6 por ciento en 2007 al 1,2 por ciento en 2013. El incremento porcentual contrasta con la inversión en educación, que pasó del 27,8 por ciento en 2007 al 22,8 por ciento en 2013.

En el Ministerio de Hacienda porteño recurrieron a una explicación técnica para sostener que ellos no consideran que la ciudad tenga déficit, ya que entienden que no se debe considerar la inversión de capital. "El resultado primario es negativo porque incluye la inversión de capital. Esto es el total de ingresos, menos gastos de personal, menos gastos corrientes, menos inversión de capital. Pero el resultado operativo, de ingresos menos gastos, es positivo en $ 7000 millones. Tuvimos una inversión récord del 20%", argumentaron.

El director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal, Nadin Argañaraz, dijo que "no contar el gasto de capital en el déficit total es una defensa muy común y lógica cuando a algún gobierno se le cuestiona el déficit. Es un argumento habitual para cualquier jurisdicción porque es lógico endeudarse para hacer obra pública, algo que nunca se hace con ingreso corriente". De todas maneras, el especialista advirtió que la CABA fue una de las tres jurisdicciones de peor resultado fiscal primario en 2013. "La primera fue Entre Ríos, le siguió Chaco y tercera fue la ciudad de Buenos Aires. El grado de exposición de CABA es muy alto porque tiene casi toda su deuda, el 98 por ciento, colocada en dólares, contando la deuda dollar linked", agregó el especialista.

Pese a la escalada del año pasado, el déficit fiscal de la Capital se mantiene en un nivel moderado en comparación con el tamaño de la economía de la ciudad: representa el 0,4 por ciento del Producto Bruto Geográfico (PBG), un equivalente local del PBI. Esto es la mitad del rojo fiscal reconocido por el Estado nacional para el año pasado, que fue del 0,8 por ciento del PBI.

Pero marca una tendencia que se consolida: la Capital gastó más de lo que recaudó en cinco de seis ejercicios de Macri como jefe de gobierno. En 2013 el déficit creció un 111 por ciento respecto del año anterior y un 260 por ciento comparado con 2011, en tanto que 2010 fue el único ejercicio superavitario.

La tendencia también es creciente si se contrasta el déficit financiero con el total de gastos de la ciudad, siempre según el informe de la presidencia de la Auditoría porteña, a cargo de la kirchnerista Cecilia Segura. En 2011, ese rojo representaba el 3,2 por ciento del gasto; en 2012, el 4,2, y en 2013, el 6,1. "Este aumento del déficit en 2013 se produjo pese a haber tenido un aumento de la recaudación impositiva del 44 por ciento y un aumento de los recursos totales del 42 por ciento", destaca el informe.

Pese al rojo fiscal y como contracara del abultado gasto en publicidad, la ciudad también registró subejecución importante en varios rubros, entre ellos el de Función Vivienda, que agrupa los gastos de todos los ministerios porteños destinados a vivienda. El año pasado se dejaron sin usar 241 millones de pesos en esa categoría y la sumatoria entre 2008 y 2013 indica que se dejaron sin gastar casi 1100 millones de pesos presupuestados para la Función Vivienda.

Otro indicador de la tendencia en las cuentas públicas de la ciudad es el aumento de la deuda, aunque se manifiesta en niveles muy moderados. De acuerdo con la cuenta de inversión de 2013, el año pasado alcanzó 11.931 millones de pesos, sin contar la deuda con proveedores (flotante). La cifra representa el 2 por ciento del PBG de la ciudad.

La cifra luce mínima en comparación con el 45 por ciento del PBI que representaba la deuda pública del Estado nacional en 2013. Pero la tendencia registrada en este ámbito va en camino contrario a lo que pasa en la Nación.
Viernes, 18 Julio 2014 06:12

El consumo cerró el semestre con caída

Por
En junio las ventas de alimentos y el resto de los productos de la canasta básica cerraron con una baja en volumen por sexto mes consecutivo.

El "modelo de acumulación de matriz diversificada e inclusión social" que impulsa el Gobierno perdió el invicto en materia de consumo. Por sexto mes consecutivo, en junio las ventas de alimentos, bebidas, artículos de tocador y limpieza cerraron con bajas en volumen y, de esta manera, completaron el primer semestre con resultados negativos desde la crisis de 2002/2003.

La aceleración de la inflación que se inició en enero de este año logró lo que no había pasado con la crisis internacional de 2009 (que se reflejó en una caída del PBI ese año, pero no del consumo) y por primera vez la demanda de los productos de la canasta básica sufrió un retroceso, lo que muestra el impacto que tuvieron los aumentos de precios en el poder de compra de los salarios.

Si bien se trata de datos provisorios, en junio las ventas de alimentos y del resto de los artículos de primera necesidad sufrieron una caída de entre 1,5 y 2% en volumen, respecto del mismo mes del año pasado y, de esta manera, el semestre terminó con un descenso de 0,7% interanual, según el estudio que presentó ayer la consultora CCR.

La baja en las ventas atravesó a todos los canales, pero se sintió con especial fuerza en el llamado canal tradicional (almacenes, negocios de barrio, pequeños autoservicios), que en junio sufrieron una caída interanual de 2,5 por ciento.

El descenso en las ventas de junio además fue el mayor del año, por lo que desplazó así al segundo puesto a la caída de 1,4% que se había registrado en mayo pasado.

A la hora de explicar la caída de la demanda no hay demasiados misterios y todo apunta a la inflación. "Está claro que los aumentos de precios les ganaron a las paritarias, con una suba interanual en los precios de los alimentos de 43%", explicó José Amodei, director de CCR, al presentar el informe.

Si bien la baja en el consumo también es generalizada a nivel nacional, en CCR destacan que el mayor impacto se sigue sintiendo en el interior del país. "Así como el interior fue el primero en reaccionar con una recuperación del consumo en 2003, hoy también es la región pionera en sufrir la crisis. Las primeras señales del freno en las ventas se empezaron a ver a mediados del año pasado y se profundizaron durante los últimos meses, incluido el cierre de muchos comercios minoristas", explican en CCR.

La caída en el consumo es acompañada por un cambio en el mix de compras de los productos de la canasta básica. A contramano de lo que sucede con la mayoría de las categorías, los alimentos básicos continúan mostrando números positivos, con subas muy fuertes en algunas categorías como galletitas, fideos y yerba mate.

En cambio, los rubros más sofisticados registran caídas estrepitosas, como los alimentos congelados -que entre enero y mayo de este año tuvieron una caída de 7,3% en su volumen de ventas- o los artículos de tocador y cosmética (-3,9 por ciento).

En CCR además proyectan una segunda mitad del año sin grandes cambios en materia de consumo. "Según nuestras estimaciones, el año cerrará con una baja de 1% en el volumen de ventas, lo que implicaría el primer resultado negativo desde 2003", señaló Amodei.

La baja en las ventas es acompañada por cambios cada vez más marcados en los hábitos de consumo y una sensación generalizada de que la economía nacional y personal marcha cada vez peor.

"Hay un malhumor generalizado, y tres de cada cuatro argentinos creen que el país puede vivir una crisis en 2015", explican en CCR, sobre la base de una serie de entrevistas y trabajos de campo que hacen todos los años y que presentan con el nombre de Pulso Social.

"La idea que marca el consumo es que hay que recortar los gastos y esto explica, aunque sea en parte, el alto impacto que tuvo el programa Precios Cuidados. La gente, en general, lo valora positivamente porque está alineado con la idea de que hay que cuidar los gastos", explican en CCR.

Según el estudio, en los últimos seis años se verifica una caída sostenida del poder adquisitivo de los salarios, por lo menos en la percepción de los propios consumidores. Y para el 72% de los hogares argentinos en el último año se produjo una baja en su poder adquisitivo, contra el 67% que alertaba sobre el mismo problema en 2013 y el 46% de 2009.

El correlato de la pérdida de los salarios reales es una baja en el porcentaje de la población que asegura que está ahorrando. Hasta el año pasado, el 30% de los consumidores declaraba que tenía un sobrante de dinero todos los meses y este año la incidencia de estos hogares se redujo al 24 por ciento.

Aunque el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, han afirmado en las últimas semanas que la inflación se está desacelerando, los ciudadanos no parecen percibir esa tendencia. Según la Encuesta de Expectativas de Inflación de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), los argentinos creen, en promedio, que en los próximos 12 meses los precios aumentarán 37,4%. El resultado es 2,1 puntos mayor que el que se registró en la encuesta de junio.

Según el informe de la UTDT, las expectativas de inflación subieron 4,5 puntos porcentuales en el conurbano bonaerense, donde llegaron al 39,3%. En la Capital Federal, subieron 2,9 puntos, hasta 35,1%. Por el contrario, en el interior la inflación esperada cayó 2,3 puntos porcentuales y se ubica en 35,2% anual. Por sectores socioeconómicos, las expectativas subieron 1,6 puntos en los de menores ingresos, hasta 38,3%, mientras que en los sectores de mayores ingresos se espera que los precios aumenten 33,9% en los próximos doce meses, es decir, 1,2 puntos menos que en la encuesta anterior.

El informe de la UTDT señala que julio "es el octavo mes consecutivo (de diciembre de 2013 a la fecha) que las expectativas en promedio se encuentran por encima del 35%". Los analistas privados también creen que al finalizar 2014 la inflación anual superará ese nivel.
Jueves, 17 Julio 2014 18:52

Restituyeron a Campagnoli en su cargo

Por
El funcionario judicial, quien se encontraba suspendido, volverá a ocupar su cargo mientras se reinicia el juicio en su contra. La votación nombre por nombre. Los principales dirigentes del arco no oficialista destacaron la importancia de la decisión para el sistema democrático. Al salir fue ovacionado por la gente.

El juicio político contra el fiscal José María Campagnoli quedó suspendido y el funcionario judicial fue restituido en su cargo tras una votación de cuatro contra tres. Sin embargo, hasta el 29 de octubre tiene vigencia la acusación por lo que el proceso podría reiniciarse.

"Ha sido víctima de una brutal persecusión por parte de la procuración y todos sus funcionarios han sido trasladados. Vuelve a una fiscalía diezmada", dijo el abogado defensor del fiscal, Ricardo Gil Lavedra, quién hasta el momento no había sido notificado de la votación del tribunal.

El juicio contra Campagnoli se inició de un modo rotundo, dado que fue denunciado por Alejandra Gils Carbó, Procuradora General de la Nación y, por ende, jefa de todos los fiscales del Ministerio Público.

Entonces, luego de un un fallo ajustado de 4 votos contra 3, el Tribunal de Enjuiciamiento de Fiscales suspendió a Campagnoli por presunto mal desempeño en su actuación en una causa contra el empresario kirchnerista Lázaro Báez, y dejó al fiscal librado a la suerte de lo que se decidiera en un juicio político.

Casualmente, el mismo resultado ajustado hoy le jugó a favor a José María Campagnoli, dado que vuelve a su cargo luego de que el tribunal decidiera reiniciar el proceso por 4 votos contra 3.

En favor de Campagnoli votaron Juan Octavio Gauna (integrante por la Corte Suprema) Francisco Panero y Adriana Donato, (por el Colegio de Abogados), más Leandro Miño, elegido para reemplazar a la renunciante María Martínez Córdoba, mientras que en contra lo hicieron Daniel Adler (miembro de la Procuración), Ernesto Kreplak (del Poder Ejecutivo) y Rodolfo Ojeda Quintana (del Senado).
La Presidenta participará en Brasilia de la cumbre UNASUR-BRICS. El vice, procesado en la causa Ciccone, será el custodio de los bienes de la patria y de la seguridad de los argentinos. Así da gusto.

Cristina La Muchacha Progre viajó a Brasilia para participar de la cumbre UNASUR-BRICS y el vicepresidente Amado Boudou quedó a cargo del Poder Ejecutivo. El vicepresidente, procesado en la causa Ciccone cumplirá esa función mientras dure la ausencia de la jefa del Estado y cesará una vez que la mandataria retorne. El avión presidencial decoló a las 17 desde Río Gallegos con destino Brasil.

Un día antes de quedar formalmente a cargo de la Presidencia Honesty Boudou pidió a la Justicia postergar la declaración indagatoria para la que había sido citado para mañana, cuando deberá reemplazar a la jefa del Estado por primera vez tras su procesamiento en la causa Ciccone. Al filo de los tiempos judiciales, Boudou podría evitar así la foto nuevamente en los tribunales de Comodoro Py, al menos durante el único día que le tocará ejercer la primera magistratura.

Esta vez el pedido de postergación fue ante el juez federal Claudio Bonadio, que lo investiga por la presunta falsificación de documentos de un Honda descapotable que fue suyo. Hacía 15 días que Boudou conocía tanto el viaje de Cristina como el llamado a indagatoria para mañana, pero tomó la decisión de reclamar una postergación al límite de la audiencia, en medio de las dudas que persisten en el Gobierno sobre el incómodo rol para la Casa Rosada de tener que reemplazar a la jefa del Estado por el vice ya procesado.

Boudou quedará a cargo del Gobierno por apenas 24 horas, que comenzaron a correr a partir de esta tarde, cuando Cristina partió de Río Gallegos a Brasilia para participar de la cumbre ampliada de los países que integran el grupo de los Brics (Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica) y los miembros de la Unasur. Era una cita ineludible para la Presidenta en un escenario político mundial que la jefa del Estado no estaba dispuesta a cancelar, a pesar de la situación judicial del vice.

Según está previsto, la jefa del Estado volverá mañana, una vez que termine el encuentro de mandatarios. Es decir que sólo dormirá en el país vecino esta noche.