Domingo, 26 Enero 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Política

Se redujo al máximo la actividad parlamentaria para eludir las críticas opositoras al Gobierno y a Honesty Boudou.

Los diputados nacionales gozarán este año de tres meses completos de vacaciones, dos que tuvieron durante el verano pasado y el tercero que comenzó este mes, el cual se extenderá al menos hasta el 6 de agosto. El oficialismo, mayoría en ambas cámaras y, por lo tanto, el mandamás a la hora de convocar a las sesiones y a las reuniones de comisión, está decidido a reducir la actividad parlamentaria al mínimo. No quiere regalarle a la oposición un escenario para denostar en público al Gobierno en su momento más delicado, con el vicepresidente Amado Honesty Boudou procesado por la Justicia y la economía acechada por la caída de la actividad y por los fondos buitre.

Las pruebas de la baja performance legislativa están a la vista: desde el primero de enero hasta junio pasado se aprobaron apenas 14 leyes, de las cuales seis provinieron del Poder Ejecutivo. En la Cámara de Diputados sólo hubo seis sesiones, la última de las cuales se realizó el 2 del actual. Desde entonces, los pasillos de la Cámara baja se convirtieron en un virtual páramo.

El Senado, en cambio, tuvo su última sesión la semana pasada, en la cual se dio media sanción al proyecto de ley del Gobierno para proteger los activos de los bancos centrales extranjeros ante los tribunales argentinos, una medida con la que la administración de Cristina Kirchner espera obtener el compromiso de establecer convenios de reciprocidad con esos países.

El oficialismo en el Senado apuró la iniciativa ante la inminente llegada al país, este viernes, del presidente chino, Xi Jinping. China es el principal inversor en la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, en Santa Cruz. El Gobierno espera un desembolso de al menos 6000 millones de dólares y, con esta ley, confía en darle a China una señal de garantía.

Lo mismo pretende hacer con Rusia, cuyo presidente, Vladimir Putin, visitó nuestro país el fin de semana pasado. El gobierno argentino sigue con expectativa el proyecto del mandatario ruso de crear un FMI alternativo que cree un fondo por 100.000 millones de dólares destinado a blindar a países amigos de crisis cambiarias como las que sufre la Argentina. "Ésta es una ley de importancia institucional, de mucha trascendencia", había enfatizado el jefe del bloque de senadores del oficialismo, Miguel Pichetto, durante el debate. Se esperaba que la Cámara de Diputados sancionara definitivamente la ley esta semana. Pero no será así. "El tema pasará para agosto. Con la media sanción del Senado la señal a los chinos ya está dada", explicaron fuentes parlamentarias.

Otro tema que quedó pendiente para después del receso es el proyecto para reabrir la moratoria previsional, también elevada por el Gobierno. La iniciativa, que tuvo media sanción del Senado, permite acceder a la jubilación a unas 500.000 personas. El presidente de la Comisión de Previsión y Seguridad Social, Juan Carlos Díaz Roig (Frente para la Victoria), confirmó que recién a mediados del mes próximo el tema se debatirá en comisión.

"El problema es que no hay legisladores. Muchos están afuera", admiten en las filas del oficialismo.

Así las cosas, recién el 6 del mes próximo recomenzará la actividad en la Cámara de Diputados con la exposición del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. En el Senado habría sesión el 30 del actual, pero no hay garantías de ello. Sucede que la oposición insistirá en que Boudou, en virtud de su situación judicial, no presida más las sesiones de la cámara. El oficialismo no quiere escándalos; por ello eludirá todo escenario que favorezca a sus adversarios.
Ucranianos repudiaronn la presencia en Buenos Aires del mandatario de Rusia por sus "políticas intervencionistas violentas" en Ucrania. También se manifestaron organizaciones a favor de la diversidad sexual.

Agrupaciones de ucranianos residentes en la Argentina repudiaron este mediodía la visita del presidente ruso Vladimir Putin por sus "políticas intervencionistas" en Ucrania y lo acusaron de promover "actos de terrorismo". El rechazo fue expresado en una solicitada publicada hoy en diarios porteños a nombre de la Representación Central Ucrania en Argentina (RCU).

El grupo cuestionó al presidente de la Federación Rusa por aplicar "políticas intervencionistas violentas en Ucrania con el objetivo de socavar su integridad territorial, soberanía e independencia".

Además, consideró a "Putin y su gobierno" como "la expresión más clara del incumplimiento de las obligaciones firmadas ante organismos internacionales". "Nos resulta inexplicable pensar en obtener colaboración de quien siembra terror, dolor y muerte, por lo cual repudiamos y lamentamos su presencia en Argentina", agregaron.

Varios ucranianos se concentraron en la Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, con banderas ucranianas y carteles, para manifestar su resistencia. También se pronunciaron en contra de Putin organizaciones a favor de la diversidad sexual. Recientemente, Rusia aprobó la denominada "ley antigay", que prohíbe la propaganda homosexual delante de menores de edad.

La Federación Argentina por los Derechos de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (Falgbt) convocó a la Plaza de Mayo para acompañar a "ciudadanos rusos que pidieron asilo humanitario en el país". La organización se realizó en "contra de las leyes que criminalizan la diversidad sexual en Rusia".
Mientras el gobierno de Benjamin Netanyahu descartaba un alto el fuego, las fuerzas armadas israelíes intensificaron ayer sus ataques aéreos en la Franja de Gaza, una ofensiva que ya dejó, desde el martes, por lo menos 85 palestinos muertos entre los centenares de objetivos de Hamas golpeados desde el aire.

Según un vocero militar israelí, el teniente coronel Peter Lerner, las fuerzas armadas alcanzaron más de 320 blancos en las últimas horas, principalmente redes de túneles y lanzacohetes emplazados en diversos lugares de la Franja. La mayoría de los 85 muertos son civiles, y por lo menos una veintena de ellos, niños. Lerner dijo que Israel movilizó a unos 20.000 reservistas para una posible operación en tierra en Gaza, pero, por ahora, sigue concentrado en obtener el máximo resultado de su ataque aéreo.

Ninguno de los dos bandos da señales de ceder enlos enfrentamientos más intensos desde los choques registrados en 2012. Israel insiste en que sólo pensará en una tregua si Hamas deja de lanzar misiles. Los milicianos palestinos lanzaron ya centenares de cohetes a todo Israel, lo que trastorna también la vida del país. No se registraron heridos graves, y el sistema de defensa llamado "Domo de Hierro" interceptó al menos 70 de los proyectiles lanzados desde los territorios palestinos, que cada vez tienen mayor rango de alcance. Uno de los misiles fue neutralizado cerca del reactor nuclear de Dimona, en el sur del país.

UNICEF emitió un comunicado donde afirma que "la escalada de violencia en Gaza e Israel amenaza con un daño devastador para los niños y niñas en ambos lados. Los ataques aéreos están poniéndolos en riesgo, y los deja expuestos al daño físico y la angustia mental. Muchos ya han sido objeto de violencia y destrucción durante las escaladas previas". al tiempo que instó a las partes involucradas "a ejercer la máxima moderación y recordarles su obligación legal y moral de proteger a los niños y niñas del peligro".

Amenazada por los cohetes palestinos, la animada Tel Aviv se convirtió en una ciudad desierta, donde los habitantes cambiaron su habitual relajación por un humor negro que apenas disimula la angustia de una nueva guerra abierta contra Hamas. Desde el comienzo de la operación aérea israelí Barrera Protectora, Hamas disparó por lo menos seis cohetes M75 contra el área metropolitana de Tel Aviv. Uno cayó en un baldío y los otros fueron interceptados por el sistema antimisiles. En los cafés del paseo marítimo, que deberían estar atestados de visitantes en esta época estival, los mozos se ven con poco trabajo.

"Está completamente vacío", suspira Danielle, una moza de 21 años que a falta de clientes picotea en un plato de papas fritas. "La semana pasada, esto estaba abarrotado de turistas. Pero ahora les da miedo venir", recuerda. Los pocos clientes que fueron al café el martes por la tarde para ver la puesta de sol no tardaron en irse cuando sonó la primera sirena. La ciudad comenzaba a sentir los efectos del conflicto.

Ralph, un turista de Luxemburgo de 32 años, prefirió ver las semifinales del Mundial en casa de un amigo, y no en un café al aire libre. "Estamos todo el día pegados al teléfono, viendo las noticias. Incluso descargué una aplicación que me avisa de las alertas de cohetes en tiempo real", cuenta Ralph, que evita los mercados "y sobre todo las playas, donde estaríamos más expuestos si cae un misil".

En las redes sociales, algunos israelíes prefieren tomárselo con humor. Uno escribió sobre el miedo que le da tener que salir de su departamento en ropa interior, y otro contó cómo sus padres se abalanzaron una mañana en su cama, que se encuentra en la única habitación blindada de la casa.

Anteanoche, decenas de personas se manifestaron en la plaza Habima, una de las principales de Tel Aviv, contra la operación en Gaza, lo que les valió los insultos de algunos que pasaban por allí. "Ojalá te caiga encima el próximo cohete", le gritó un conductor a uno de los manifestantes.

"Lo que está haciendo el gobierno israelí también es terrorismo. Los habitantes de Tel Aviv pueden hacerse los indiferentes porque tienen refugios, lo cual no es el caso de la población de Gaza", trató de explicarle Hen, uno de los manifestantes.
D’Elía, Rebecchi, Scarone y Sruoga se sumaron y se fueron del seleccionado femenino. Todas refirieron "diferencias con la actual dirigencia". Luego de que el pasado viernes la jugadora Rosario Luchetti presentara su renuncia al seleccionado argentino femenino de hockey por los cambios que la dirigencia de la Confederación Argentna de Hockey había implementado en las distintas áreas del mismo. Cabe recordar que la CAH está presidida por el kirchnerista Aníbal Fernández.

Tres jugadoras más renunciaron al Seleccionado argentino femenino de hockey sobre césped, después de que lo hiciera la subcapitana de Las Leonas, Rosario Luchetti. “Mediante el siguiente comunicado queremos hacer pública nuestra renuncia al seleccionado argentino de hockey Las Leonas debido a que sentimos que ayer no se están cuidando los valores con los que fuimos formadas”, comienza el mensaje.

“Nuestra prioridad siempre fue y es la camiseta argentina, por eso apoyamos y seguimos la línea de nuestra sub capitana ‘Charo’ Luchetti”, continúa la declaración, en referencia con la salida de Luchetti, quien el viernes pasado comunicó a través de Twitter que se iba por “no compartir los mismos valores con la actual dirigencia de la Confederación Argentina de Hockey”.

“Con todo el dolor que esto nos genera queremos agradecer a jugadoras, cuerpos técnicos y todas las personas que contribuyeron a nuestra formación y crecimiento deportivo”, cierra el comunicado que puso en su cuenta de Twitter la delantera Rebecchi.

Hace diez días, la Confederación anunció a Santiago Capurro como nuevo técnico de Las Leonas. El Seleccionado femenino compitió este año en el Mundial de La Haya, con Carlos Retegui como entrenador (también es director técnico de los varones), en el que las argentinas obtuvieron la medalla de bronce.
Según lo informó el diario Tiempo de San Juan, Alberto Rivas, testigo en la causa por delitos de lesa humanidad, sirvió para la condena de Jorge Olivera y sufrió un atentado en su casa. "¿Te gusta declarar contra militares? Ya tenemos dos en libertad", le gritaron. Acá una nota hecha por Daniel Tejada para Canal 13 de San Juan.



Al término de Argentina-Holanda, un hombre que fue clave en la condena al represor, hoy fugado, Jorge Olivera, sufrió un atentado en su casa de Chimbas, en Centenario y prolongación Maradona.

Alberto Rivas, que era un preso común en la época en que asesinaron en el Penal de Chimbas al detenido desaparecido Alberto Carvajal, declaró en el juicio en el que al represor le dieron cadena perpetua.

“El hecho sucedió a minutos del final del partido, entre las 20.15 y las 20.18. Yo estaba afuera, regando la casa, que es una casa rural acá en Chimbas. Veo venir un coche, me gritan: "¿Te gusta declarar contra militares? Ya tenemos dos en libertad", y a partir de ahí fueuna cantidad de balazos que en un primer momento no supe cuántos fueron”, dijo Rivas en entrevista con Canal 13.

“Fueron balas de gran calibre, que utilizan las fuerzas públicas. Cuatro balas dieron en una pared, dos balas más en otra pared, y dos balas atravesaron la puerta; tengo un balazo en mi cocina y un abollón en la garrafa. No fue peor porque Dios estaba de mi parte”, señaló.

“Yo no soy una persona que tenga problemas con vecinos. Estoy en mi casa, vivo solo. Fue un mensaje. A los 15 minutos del partido, con el estruendo de petardos, de bocinas, quién se va a imaginar escuchar una ráfaga de balazos”, explicó.

“20.19 tengo el primer llamado a la policía, 20.21 llamé de nuevo, y en tres minutos tenía un
patrullero. Estoy con custodia policial y sin dormir. Estoy pasado de vueltas, preocupado por mi familia y mis hijos”, lamentó.

“Cuando llegó el comando, se fueron a los 5 minutos, porque supuestamente habrían detenido el coche que baleó mi casa. De ahí hasta las 22 quedé solo. Lloraba, estaba solo con un amigo, y eso que para mí hasta ese momento eran sólo 4 balazos. Después descubrimos el resto”, explicó.

¿Lo quisieron matar? “Si tiraron por la ventana y por la puerta…no sólo me han querido dar un susto, acá hubo más que un mensaje”, consideró.

“Yo soy un ex presidiario. Nunca lo he negado, estaba preso por causa común, no política. Yo vi cuando lo colgaron y lo descolgaron a Carvajal. A 20 metros de diferencia. Yo lo veía de una ventana. Para todos era un suicidio. Cuando yo conté lo que había visto se asombraron, fue a pocos días del juicio. Ahí el juez me nombra como testigo, me ponen custodia, y yo voy y declaro, y soy uno de los pocos testigos al que la defensa de estos malandras no pudo refutar”, recordó.

“Yo declaré no por causas políticas. Yo no soy peronista ni de izquierda, fui porque durante 30 años tuve ese espectáculo en mis ojos”, concluyó.

Fuente: Tiempo de San Juan.