Martes, 25 Febrero 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Política

Según el sitio La Política On Line, el ministro de economía habló de lo mal que estamos. A continuación la nota del prestigioso sitio especializado en política nacional. "No hay manera de ganar una elección así", admite. Los mandatarios loven desconcertado y perdiendo influencia. Axel Kicillof está desconcertado.

Esa es la conclusión que sacaron algunos gobernadores que hablaron con él en los últimos días y con los que no tuvo problemas en admitir que no le encuentra la solución a los cada vez más apremiantes problemas económicos.

En esas charlas, vinculadas en principio a temas de gestión, el funcionario reconoció que la economía está “en caída libre”. La admisión causó estupor entre sus interlocutores, que escucharon atónitos a un Kicillof que hablaba más como analista opositor que como ministro.

Los gobernadores escucharon otra frase que los dejó estupefactos. “No hay manera de ganar una elección con la economía así”, reflexionó Kicillof, que dejó entrever que sabe que la situación está fuera de control, pero siempre analizando la situación como si nada tuviera que ver, como si estuviera en la facultad.

Quienes lo escucharon hacer estas admisiones percibieron dos cosas. La primera y más clara es que Axel está desbordado y no sabe qué hacer para enderezar al menos un poco el rumbo de la economía. La segunda es que está empezando a perder poder e influencia en el núcleo duro del Gobierno.

La primera percepción no es una novedad para quienes frecuentan el Ministerio, que la atribuyen también a la falta de experiencia en cuestiones operativas de los colaboradores de Kicillof. Por caso, fuentes del mercado comentan con asombro que se haya lanzado el cambio de la sede de pago de la deuda sin haber buscado un apoyo contundente de los acreedores.

Experimentados operadores explicaron que esa medida hubiese sido mucho más efectiva si contaba con el acompañamiento de un porcentaje concreto de los bonistas reestructurados, pero nunca se trabajó para conseguirlo. Más allá de algunos respaldos, como el del abogado de bonistas italianos, no hubo una estrategia de seducción para lograr un respaldo que sea determinante.

Otro ejemplo de la inexperiencia de los funcionarios más cercanos a Kicillof se dio en medio de las negociaciones para salvar del default a Impsa, la empresa de Enrique Pescarmona. Cuando se debatió el tema en Economía, los colaboradores del ministro sorprendieron con la mala y desactualizada información que manejaban. Quienes participaron de esos encuentros no podían creer que manejaran números tan malos.

En cuanta a la pérdida de poder e influencia, por estas horas comenzó a avivarse una interna entre Kicillof y su entorno y el ala política de La Cámpora. Cuando llegó a ministro, Axel se encargó por lo bajo de dejar en claro que no pertenece al núcleo de la agrupación, aunque por mera especulación de ambos lados esa diferenciación nunca se resaltó en público.

Lo que sucedió luego es que Kicillof empezó a ganar una enorme influencia sobre Cristina, que dejó todo en sus manos, aún cuando los indicadores no lo acompañaron jamás. El monopolio de la conducción en manos de Axel fue leído hacia afuera como un triunfo camporista, aunque puertas adentro crecieron los resquemores.

Ahora, con el barco económico fuera de control, esa desconfianza de algunos líderes de La Cámpora empezó a exteriorizarse y ya no ocultan algunas críticas. Una muestra de ello fue el ninguneo que sufrió Kicillof en el acto de Argentinos Juniors, donde se lo había mencionado como orador pero ni siquiera fue invitado al palco.

El descontrol es tan grande que hasta empezó a sonar cada vez con más fuerza el regreso de Guillermo Moreno para tratar de ordenar algunos de los frentes que Kicillof no puede controlar.

La suma de todas estas situaciones es la que está generando cada vez mayor alarma en los gobernadores, que además ven que Cristina no logra solucionar ninguno de los problemas económicos cotidianos. En definitiva, ellos también piensan en lo que viene y, como bien dice Kicillof, “no hay manera de ganar una elección con la economía así”.
Durante la mañana de hoy, Gendarmería pegó palo y atacó con sus escudos a trabajadores de Lear que siguen en conflicto por despidos salariales y habían cortado la Panamericana. Periodistas que cubrían el suceso también recibieron palo. Argentina: un país con buena gente.

Un grupo de manifestantes volvió a cortar la autopista Panamericana mano hacia provincia por el conflicto en la autopartista Lear. Cerca de las 8 de la mañana, aproximadamente 60 personas bajaron de un micro y reclamaron por la reincorporación de los despedidos en la fábrica. Minutos más tarde, con palazos y gases la Gendarmería desalojó el corte.

Este fue el primer corte después del escándalo del "Gendarme Carancho". Por ese video que mostró cómo un gendarme le armó una causa a un manifestante, el Ministerio de Seguridad tuvo que mover del operativo en Panamericana al "carancho" López Torales, y despedir al ex Coronel Galeano, mano derecha de Sergio Berni, por las irregularidad con las que actuó en el operativo.

Los periodistas en el lugar denunciaron el mal trato de Gendarmería. En TN, un productor del canal y un camarógrafo denunciaron que la fuerza, que hizo un doble cordón contra la prensa y los agredió.

 En tanto, el diputado por el Frente de Izquierda Christian Castillo sufrió los efectos del gas pimienta. "No hay ilegalidad en el corte dejando carriles, quisimos cortar dos carrilles y nos reprimieron sin siquiera advertirnos, tiraron gas sin avisar. Es una barbaridad esto que hicieron. Lo peor es que los despedidos siguen afuera y el gobierno le hace el juego a esta patronal buitre. Parece que nos vienen a buscar apropósito, en el corte pasado le tiraron gas pimienta al diputado Nicolás Del Caño y ahora me vinieron a tirar a mí", denunció el diputado.

Adentro de la fábrica de autopartes el clima que se vive no es bueno. Los delegados reincorporados, que habían denunciado que los hicieron trabajar en un corralito, soportan día a día las amenazas de un grupo de choque del Smata, que sistemáticamente los acosan.
Son los dólares frescos para el Capitalismo internacional. Desde 2006, el Gobierno ya utilizó US$ 40.000 millones. El proyecto de Presupuesto 2015 autoriza al Poder Ejecutivo a utilizar U$S 11.889,2 millones de las reservas del Banco Central para pagar los servicios de la deuda “con tenedores privados” a través del llamado Fondo de Desendeudamiento.

A cambio, el Tesoro Nacional le entregará al BCRA una Letra Intransferible a 10 años, con vencimiento en 2025, que devengará una tasa de interés igual a las que devenguen las reservas. Este procedimiento se viene aplicando desde 2006, cuando debutó con el pago al FMI. Así, hasta fin de 2013 el Tesoro Nacional absorbió reservas del BCRA por más de U$S 40.000 millones.

Este año el Gobierno no aplicó la autorización para usar reservas, pero el BCRA estuvo transfiriendo utilidades ficticias y mayores anticipos en pesos al Tesoro, de los cuales una gran parte fueron a la compra de dólares para cancelar los vencimientos de deuda.

Con reservas brutas que rondan los U$S 28.000 millones y que, por los compromisos asumidos, podrían descender hasta fin de año a U$S 25.000 millones, el gran interrogante es dónde provendrán las divisas.

Es que aunque el proyecto prevé que por el superávit del comercio exterior ingresen U$S 9.197 millones, los pagos de servicios, fletes, turismo y seguros se llevan casi la totalidad de esa suma.

“Indirectamente, el proyecto reconoce que hay una situación crítica con las cuentas externas. Si se suman los vencimientos de deuda de las Provincias, los pagos suben de casi U$S 12.000 millones a U$S 15.000 millones”, sostiene Nadin Argañaraz, del IARAF.

Maximiliano Castillo, de la consultora ACM sostiene que “sin financiamiento externo, los números podrían cerrar con una caída mayor de la actividad económica que frene aun más las importaciones de manera que el superávit comercial sea mayor al que estima el equipo económico. Aun así, deberían recurrir al swap con China o algún préstamo extraordinario, cuya probabilidad de ocurrencia es muy baja”.

“El País necesita divisas y el Gobierno le sigue sacando dólares al BCRA. No hay reservas excedentes. El equipo económico soslaya el riesgo cambiario alto y creciente, a la vez que sigue emitiendo en forma descontrolada. El divorcio del presupuesto con la realidad es absoluto”, asegura el ex-director del BCRA, Carlos Pérez.

“El Gobierno no está en condiciones de sacarle al BCRA otros casi U$S 12.000 millones. Inevitablemente tendrá que refinanciar una gran parte de los vencimientos”, afirma Martin Polo, economista-jefe de Analytica.
Peritos de la parte querellante encontraron diferencias sustanciales al comparar los estudios que le hicieron poco antes de la muerte con la necropsia.

Diferencias en las piezas dentales, en el externón, en el cráneo y un cuerpo enterrado con un yeso cuando en la historia clínica no existía una lesión previa son las diferencias centrales que encontró la querella que representa a Zulema Yoma tras comparar los estudios que se le hicieron a Carlos Menem junior poco antes de su muerte con la necropsia. Las discrepancias en los resultados llevaron a la parte a denunciar que hubo una manipulación del cadáver.

El médico legista Federico Foresi, la odontóloga Beatriz Maresca y el criminalista Jorge Locles, quien estuvo acusado de supuesta manipulación de pruebas en la causa por el homicidio de Mariano Ferreyra, examinaron los estudios que se le realizaron al hijo del expresidente Carlos Menem en el Hospital San Felipe de San Nicolás previo al fallecimiento y lo contrapusieron con los resultados de la necropsia que se practicó un año y tres meses más tarde.

"En todos los exámenes practicados hasta el momento de su muerte, y aún en la historia clínica, no aparece ni se menciona yeso alguno en las piernas de Carlos Menem (h), mientras que en el cadáver presentado para realizar la necropsia aparece una bota de yeso en la pierna derecha", sostiene el informe al que accedió Infobae, en la causa en la que se investiga si Carlos junior fue víctima de un atentado.

Las otras diferencias radican en el color de la tierra con la que Carlos fue sepultado (era negra y se encontró roja); en el estado del maxilar (estaba intacto y luego suelto sobre el cráneo y el inferior partido en dos) y en el esternón (estaba sano sin fracturas, mientras que en la necropsia aparece quebrado y separado en trozos).

"El juez ya nos ofreció un estudio de ADN sobre material que se trajo de la necropsia pero con todos estos antecedentes ya no podemos confiar en nada de lo que se haya hecho. Haremos un ADN recién cuando Zulema Yoma esté apta para hacer una exhumación", dijo Juan Gabriel Labaké, abogado de la madre de Carlos y embajador argentino durante el menemismo, tras la difusión del informe, en el canal de noticias TN.

Carlos Menem Jr  murió el  15 marzo de 1995 luego de que el helicóptero en el que viajaba se estrellara en la localidad de San Nicolás. No es la primera vez que Zulema Yoma denuncia que el cadáver de su hijo fue profanado y algunos de sus huesos cambiados en el cementerio de San Justo. Hay una acusación que se hizo en 1996 y fue descartada entonces en la necropsia realizada por profesionales del Cuerpo Médico Forense y de la Academia Nacional de Medicina.

Consultado sobre el dictamen de los peritos en 1996, Labaké agregó: "Nuestra hipótesis es que esos 36 médicos no mintieron, lo que pasa es que le presentaron para el examen un cráneo que no es el de Carlitos".

Por su parte, el exjuez federal Gabriel Cavallo, quien intervino como magistrado en el estudio de 1996, recordó en diálogo con radio Mitre que en esa oportunidad certificó que "el cuerpo en ese féretro era el de Carlos Menem hijo" y recordó que "está todo filmado, fotografiado y relatado, con un acta que está firmada por mí y los otros dos jueces que participaron". Y agregó: "Luego de que se estableció que era el hijo (de Menem) empezó la versión de que había dos cabezas. Lo que pasó es que se hizo un corte en el cráneo para poder analizar la calota del cráneo. No es que hay dos cabezas: el Cuerpo Médico Forense se quedó con una parte de ese cráneo para realizar estudios".

El exjuez  también afirmó que en la necropsia no existía ninguna prueba o indicio que determine que Carlos Menem Junior murió por disparos de armas de fuego -versión que sostiene su madre- y comentó que durante su actuación en el caso no encontró "ninguna prueba contundente y directa" de esa hipótesis.

Para el jueves 23 de septiembre, el juez federal Carlos Villafuerte Ruzo citó a declarar a Carlos Menem, aunque aún no se sabe si la audiencia será en San Nicolás o en el despacho del legislador en el Senado de la Nación, de manera tal de preservar las garantías del acto procesal. Deberá prestar testimonio en forma presencial después de haberlo hecho por escrito el 8 de julio pasado, cuando admitió que su hijo Carlos junior había sido víctima de un atentado.
Las provincias y el fútbol. Los personajes políticos y la importancia que toman las instituciones y el poder que implica contar con “instituciones ordenadas” y con aspiraciones de cosas grandes. El Vale Todo Gioja, como siempre, picando en punta.

Hay una frase que no es una perla literaria pero define el pavoneo de los hinchas: “local o visitante, yo te vengo a ver”. En tiempos donde sólo se puede ir a la cancha propia, José Alperovich hace culto del aguante vip y sigue a Atlético de Tucumán a todos lados. Cuando su equipo viajó hace dos semanas a Mendoza, alquiló un avión privado y armó la hinchada con sus tres hijos.

Gabriel, uno de ellos, alguna vez fue tentado a ser candidato a presidente del club, pero su madre lo conminó al perfil bajo. Ahora es amigo de algunos futbolistas del plantel y fue quien acercó al mánager, Diego Herroz.

Los Alperovich siempre estuvieron vinculados con el Decano. Incluso antes de ser gobernador de Tucumán, José fue dirigente. En aquella época ochentosa todavía simpatizaba con el partido radical.

“La plata llega, no sabemos cómo pero llega”, le dice a este medio un allegado a las entrañas del club que anoche defendía la punta de la zona B de la B Nacional, ante Sarmiento.

En términos oficiales, Atlético recibió dos millones de pesos entre junio de 2013 y el pasado semestre. Sin embargo, sus números galácticos necesitan de otros ingresos. Con aspiraciones de Primera A, tiene un presupuesto mensual de 1,7 millones de pesos; sus jugadores cobran con religiosa exactitud del 1 al 15 de cada mes.

La cáscara también sirve para revisar la esencia de un club con caja asegurada. Por ejemplo, en la pretemporada realizada en Salta, el club gastó 400 mil pesos en dos semanas. Aunque el lujo es vulgaridad, el club vive con un estilo de vida en sintonía con las que podría arrogarse un gobernador. El plantel se concentra en hoteles 4 o 5 estrellas. Nunca menos. En el torneo pasado, cuando jugó contra Sportivo Belgrano se hospedó en Rafaela, a 50 kilómetros de San Francisco. En esa ciudad cordobesa el estándar de la hotelería no encajaba en el gusto de un equipo con paladar fino.

La Mesopotamia. “En cien años hubo muchos hitos en la historia de Patronato, pero en los últimos cinco o seis hay dos de gran importancia, como la clasificación a la B Nacional y la participación con las inferiores en el torneo de AFA”. El gobernador de Entre Ríos estaba eufórico y reivindicaba esa especie de patria chica de su provincia. Era noviembre de 2013 y dirigentes e hinchas escuchaban las endulzadas palabras que se sumaron a un deseo: “Quien dice que con la modificación o con el ascenso por mérito deportivo no lo tengamos a partir de junio del año próximo a Patronato en Primera División”. Urribarri se ganó la ovación.

José Gómez, el presidente de Patronato, no quiso romper el clima y extendió la comunión entre el club con las altas esferas del poder: “Es invalorable el apoyo del gobierno provincial, del sector privado y sobre todo de la persona del gobernador Urribarri. Si no hubiera sido por él seguramente algunos proyectos, como es el de las inferiores, no estaría siendo una realidad como lo es hoy”.

Pato Urribarri es uno de los hombres de la política que aspira a la presidencia en 2015. A diferencia de Alperóvich (ya no cuenta ni siquiera con chances de ser releecto como gobernador) un presidenciable como él tiene en cuenta hasta el mínimo detalle para propiciar escenarios exitosos. El fútbol siempre puede ser un buen punto de partida.

Sin que importen los colores políticos, cada gobernador juega sus fichas dentro y fuera de la cancha. Ricardo Colombi, que no está alineado con el Gobierno Nacional, también hace de Boca Unidos una cuestión de estado. “Hay que llevar a Boca Unidos a Primera”, dijo hace tres meses el gobernador de Corrientes, el primero de esa provincia en ser releecto en su cargo de manera consecutiva.

Con uno de los presupuestos más altos de la B Nacional, el plantel cuenta con mayoria de futbolistas titulares que pasaron por la máxima categoría del fútbol argentino.

Entusiasmado por el atajo que puede significar jugar en la A a partir de la reestructuración de los torneos, Colombi dijo: “Hay que aprovechar esta oportunidad. Y que la Provincia, no sólo Boca Unidos, adquiera renombre nacional a través del fútbol.

Cuyo y Norte. “San Martín es San Juan”. Incluso para José Luis Gioja, hincha de Unión de esa provincia. El gobernador que el año pasado sufrió un accidente áreo soltó esa frase cuando el equipo verdinegro jugó la Promoción contra Central, en junio de 2012. Gioja y Jorge Miadosqui, ex presidente y actual vice segundo de San Martín, tienen lazos estrechos.

Del presupuesto de la provincia sale el dinero para auspiciar la camiseta: “San Juan Minero” se impone en el pecho de los jugadores. Aunque el contrato no es público y casi nadie conozca la cifra, el monto que paga la gobernación por esa publicidad representa el mayor ingreso de dinero para el club.

Bien al norte, Gimnasia de Jujuy añora sus dorados años 90, en los que se mantuvo en Primera durante seis años consecutivos. La cifra, de todos modos, no significa ni un tercio de los 20 años que lleva Raúl Ulloa como presidente de la institución.

Eduardo Fellner es hincha de River. Sin embargo, es políticamente correcto: mantiene un vínculo por conveniencia con el Lobo jujeño. El gobernador entiende la importancia del club como epicentro de la popularidad.

Gimnasia tiene impresos en su camiseta los logos de Viva Jujuy, un eslogan turístico de la provincia, y Banco Macro.

El equipo dirigido por Mario Sciacqua marcha primero e invicto en su zona, en la que también asoma por la punta Argentinos Juniors.

Si hoy terminara el campeonato de la B Nacional, cuatro de estos equipos estarían en situación de ascenso. Sólo Patronato se quedaría en la categoría, por un punto. De todos modos, ya lo dijo Urribarri: “La aspiración de todos es jugar en Primera”.