Domingo, 26 Enero 2020
El tiempo - Tutiempo.net

Política

Por Osiris Alonso D’Amomio 
para www.jorgeasisdigital.com 
Para Oximoron, sólo con una nueva administración podrá reconstruirse, para la Argentina, la credibilidad extraviada.

“Para negociar, la Presidente argentina hoy es un impedimento”, confirma la Garganta, telefónicamente, desde New York. “Y con su ministro de Economía es peor”. Pese a las invocaciones -en contrario- del Santo Padre Francisco, la Argentina desperdicia la etapa más floreciente. En la que no pudo, por impericia, proyectarse. Asediada por conflictos heredados, y mal manejados, que la exceden, La Doctora se pone el país de sombrero. Asoma un riesgo de default más grave que el de 2001. La Doctora choca, con virulencia, la calesita que no aprendió a comandar. Explicación básica para los picos de stress que anteceden a la depresión. En vísperas de euforias similarmente perjudiciales. El crédito de la confianza está agotado. Ya no le fían. La manera más eficaz de ayudarla -como lo solicita el Santo Padre- para una buena culminación, consiste en aproximarle la línea de llegada. Como en 1989 se le aproximó a Raúl Alfonsín, a quien la historia registra como modelo de demócrata. Para Consultora Oximoron, los 18 meses de distancia se imponen como una dificultosa eternidad. Inmanejable para el país quebrantado. Sometido a la próxima frivolidad de una campaña doble. Onerosa e interminable. Según Oximoron la salida del laberinto sólo puede racionalizarse a partir del acuerdo político y económico. Entre el oficialismo deteriorado y los “opositores envueltos”. Entendimiento que Oximoron, por facilidad expresiva, prefiere denominar “Moncloa”. Para compartir, en materia de responsabilidad, las trascendentes decisiones que deben tomarse. Mientras tanto, para Oximoron, debiera cancelarse la pedantería costosa de las PASO. Y adelantarse la elección presidencial.

Por E. Simón 
Lo de Menem parecía insuperable. El desguace del país que vivimos durante los años 90 era para los argentinos el descenso al octavo círculo del Dante. Pero así como las ciencias siguen en su constante búsqueda hacia el futuro, la corrupción estructural que somete a Argentina desde hace años también ha sabido pulir su método.

Cuesta entender a los convencidos del modelo kirchnerista. Sobre todo porque cuando se les plantea el tema de la corrupción se muestran molestos, en ocasiones irascibles. Entonces sí, aparecen los argumentos rayanos con el cinismo. En una suerte de relativismo ético, se han vuelto fervientes abanderados de la ya desvencijada premisa: “roban pero hacen”, que ha tenido su eficacia durante años en la democracia vernácula. Otro de los argumentos K a la hora de cubrir a los ladrones que incrementaron su patrimonio es acusar de nostálgicos menemistas a quienes criticamos el robo desde la función.

Criticar la corrupción tanto de Néstor, como de Cristina y de sus funcionarios, no es adherir al neoliberalismo que trajo Menem en los ´90. Liberalismo que se instaló con la natural anuencia de gobernadores como Kirchner, Rodríguez Saa, Jorge Escobar, Lole Reuteman, Cabeza Duhalde, Palito Ortega y toda esa hinchada de rufianes que el Turco se procuró para rifar el país.

Cuando alguien critica a este gobierno, infectado sin duda de corrupción, los militantes e intelectuales K salen a la cancha. En una suerte de perversión tramposa, los kirchneristas preguntan a quien quiera escuchar: ¿Acaso no estás de acuerdo con la Asignación Universal por Hijo, con la reestatización de YPF, con la vuelta al Estado de los aportes jubilatorios, con los Juicios a los asesinos de la Dictadura, con la Ley de Medios, con el matrimonio igualitario, con el voto a los 16 años, con la reducción de la pobreza, con la vuelta de Aerolíneas Argentinas?, y la lista sigue. Obvio que sí se está de acuerdo con todo lo que ayude a que en Argentina vivamos mejor. Pero acaso ¿no se podría haber hecho todo eso y más pero sin robar? Estoy convencido que sí.

No se puede ser cómplice mientras una caterva de bandidos se esté robando el país. El deber ciudadano es enfrentar y combatir ese latrocinio, aunque, se sabe, tal vez tengamos la batalla perdida desde antes de empezar. El relativismo cultural y ético ha calado profundo. Para muchos, la decencia no es una virtud, es apenas un detalle menor que se puede obviar frente a los logros del matrimonio multimillonario.

Miércoles, 18 Junio 2014 20:49

El default inevitable: ¿elecciones anticipadas?

Por

Por Lucas Carrasco 
El ministro de economía más pelotudo de la historia nacional acaba de emitir un comunicado anunciando lo obvio: el gobierno no pagará a los bonistas que entraron en la reestructuración de la deuda externa que hizo Néstor Kirchner y la cagó Cristina. No pagará, explica en un servil comunicado, a pesar de sus buenas intenciones. Porque nos embargarían ese dinero para dárselo a los Buitres Malos -también están los Buitres Buenos, que se quedaron con Telecom, la Corpo linda- y así todo el melodrama.

El "pagador serial" del gobierno, según lo definió la abogada exitosa que en su puta vida ganó un juicio; acaba de chocar el país contra un acantilado. Y hacerlo mierda. El servil giro a la derecha no sirvió de nada.

¿Qué consecuencias políticas tiene esto? En lo inmediato, los sindicatos estatales bonaerenses y entrerrianos tienen que anoticiarse que no hay guita para sueldos. El peronismo tendrá que buscar otro candidato.

¿Puede haber elecciones anticipadas? Sí. Dependerá de la muñeca de la Presidente Vespertina, que debería empezar a gobernar más temprano, si no es mucha molestia claro está, para defenderse de las previsibles protestas porque está claro que la vieja no cobrará impuestos a los ricos, a las extravagancias de sus testaferros "industriales" y el ajuste proseguirá sobre los salarios y os planes sociales.

Probablemente se deje de publicar la inflación menos dibujada de estos tiempos y volvamos a ser Canadá en las estadísticas oficiales. Y el modelo diversificado de desarrollo industrial con matriz de no se qué puta seguirá produciendo cartoneros y nuevos millonarios. Todo muy progreperonista de Palermo.

Lo más previsible es que el gobierno negocie todo, menos su insuperable tilinguería.

Si matan mucha gente como en diciembre, terminan en cana y hay elecciones anticipadas. No les va a alcanzar con pactar con cuanta corporación esté dando vueltas. Ya no. Ese giro derechista estaba condenado al fracaso. Y pasó lo previsible: un equipo de arribistas, novatos y medio pelotudos quisieron vender supercherías en nombre de la ciencia económica y la única que compró esa narrativa ridícula es la Presidente Vespertina.

Tendría que aflojarle a las pastillas cuando toma decisiones importantes en nuestro nombre.

Se reúnen en los tribunales del sur de Manhattan. La delegación de letrados tratará la voluntad de pago que tiene la Argentina ante los fondos especulativos. Suerte muchachos, traigan la copa.

El juez neoyorquino Thomas Griesa convocó hoy a los abogados de la Argentina y a representantes de los fondos especulativos de inversión a una audiencia, prevista para las 14 horas en Nueva York. Así lo informaron este mediodía fuentes judiciales citadas por la prensa norteamericana. La audiencia tendría lugar en los tribunales ubicados en la calle Pearl al 500, al sur de Manhattan, donde el magistrado tiene su oficina.

Ayer, el ministro de Economía, Axel Kicillof, había dicho que enviaría a una delegación de abogados "para hablar" con el juez, de cuyas decisiones depende el pago de los próximos servicios de la deuda reestructurada. Kicillof afirmó que "la Argentina tiene voluntad de pagar sus compromisos", pero advirtió que "si se aplicara la sentencia de (Thomas) Griesa y la Argentina se viera obligada a pagar a los fondos-buitre, el país sería empujado a un default".

Ante esa posibilidad. el ministro expresó que hacer frente al desembolso de 1.330 millones de dólares tal como lo dictaminó el juez, generaría nuevos reclamos por 15 mil millones de dólares.

"Vamos a iniciar un canje de deuda con pago en la Argentina y a reunirnos con Thomas Griesa", explicó un poco más clamado y ovejuno. El ministro de Economía anunció que no dialogará con los fondos buitre: "Van por todo, no pasarán", largó sin ponerese colorado. "Si la Argentina se viera obligada a pagar a los holdouts, el país sería empujado a un defalut", advirtió preocupado. La Revolución K está en marcha.

El ministro de Economía Axel La Joven Guardia Kicillof anunció cuáles son los pasos que seguirá el Gobierno tras el fallo adverso de la Corte Suprema delos Estados Unidos por el reclamo de los holdouts. En primer lugar, señaló que se buscará una salida para poder pagar a los bonistas que entraron en la reestructuración de la deuda de 2005 y 2010 y a los que hay que pagarles el 30 de junio. "No podemos permitir que nos impidan honrar nuestros compromisos con el 93% de los bonistas. Vamos a iniciar un canje de deuda y pagar a los bonistas en la Argentina, con legislación local", detalló Kicillof.

En segundo lugar, indicó, se instruyó a los abogados argentinos a volver a hablar con el juez de Nueva York Thomas Griesa, ya que, advirtió, "con su fallo empuja al país al default". "Mi impresión es que quieren tirar abajo la reestructuración de la deuda argentina", manifestó el titular de Hacienda.

Kicillof enfatizó hoy que el Gobierno no está dispuesto a negociar "bajo cualquier condición" con los holdouts y alertó: "Si la Argentina se viera obligada a pagar a los fondos buitres, el país sería empujado a un defalut". Aclaró no obstante que ese escenario no sucederá ya que "se tomarán todos los recaudos".

Explicó que "Si no les pagamos a los fondos buitres, la sentencia dice que no le podemos pagar a nuestros bonistas. Y si les pagamos, se desencadenarían reclamos que son impagables. El fallo de Griessa parece empujarnos al default".

Recordó que "el juez, en distintas declaraciones, dijo algo que no coincide con su fallo. Dijo que no quiere empujar al país al default". Fue entonces cuando anunció que volverá a intentar dialogar con el magistrado neoyorkino.

El ministro de Economía, que hoy mantuvo una reunión con Cristina Kirchner, evaluó el escenario que se plantearía en caso de sentarse a dialogar con los holdouts. "Algunos nos dicen que hay que negociar. Los buitres son buitres porque no negocian", remarcó el funcionario.

Fue entonces cuando detalló: "Nuestro próximo vencimiento es el 30 de junio. Argentina tiene que pagar 900 millones de dólares a los bonistas que entraron a los canjes. Lo que dice este fallo es que nosotros, para pagarles a ellos, debemos pagarles también a los fondos buitres 1500 millones de dólares". Advirtió que "si la Argentina deposita los 900 millones a los bonistas en Estados Unidos, van a ser embargados".

"No le podemos hacer una mejor oferta a quien no entró al canje", siguió Kicillof. Y analizó: "Después de los 1500 millones y de los 15.000 millones [que seguirían reclamando los holdouts], van a venir 120.000 millones de dólares [que reclamarían los bonistas del canje]".

De esta manera, Kicillof brindó detalles sobre cómo el Gobierno abordará la situación con los fondos buitre. En un mensaje emitido anoche por cadena nacional Cristina Kirchner había anunciado que pagará lo comprometido con los acreedores que ingresaron al canje de deuda, pero había dejado en suspenso si negociará o no con los fondos buitre para evitar caer en un nuevo default.

Luego de que la Corte estadounidense rechazara el planteo de la Argentina, los holdouts se presentaron ante la Corte de Apelaciones de Nueva York para pedir que se levante "de forma inmediata" la medida cautelar (stay) que, por ahora, impide la ejecución de los fallos adversos al país.

Los abogados del fondo NML Elliot esperan una definición del gobierno argentino y su estrategia podría apuntar a una negociación sobre la forma de pago, bajo una supervisión del juez de Nueva York Thomas Griessa.